Notas de la primera fase – #FIBAU20Europe

0
292
views

La primera fase del Europeo U’20 ha sido una montaña rusa de sensaciones que ha acabado dejando un sabor agridulce a los chicos de Luis Guill. En los dos primeros partidos se compite bastante bien y se llega igualado hasta el final. Un partido con derrota y otro con victoria. En el tercer encuentro se compitió gran parte del mismo hasta que los croatas acabaron explotándolo en último cuarto.

Honestamente, creo que el juego desplegado, al menos durante los dos partidos, fue bueno. La circulación de balón es muy buena y están trabajándose numerosas situaciones en las que se encuentran tiradores completamente solos. En consecuencia, España está siendo una selección que asiste muchísimo (4º del torneo en esta faceta) y también se está teniendo un buen acierto desde la línea de 3 (36%). Ha sorprendido un poco la alta anotación recibida conociendo la importancia que le da a la defensa Guil en estos torneos. También coincide como síntoma de los no tan buen resultados el rebote ofensivo del rival, el cual está permitiendo que los rivales tengan más posesiones (especialmente en los últimos cuartos).

Probablemente el Grupo B fuese el más potente de la primera fase. La igualdad era tal que el partido contra Croacia se planteaba como una victoria con el liderato como consecuencia y la derrota dando el farolillo rojo y el premio de enfrentarse a la más fea. En este caso, toca Lituania, líder del Grupo A y es una generación cargada de talento y que está teniendo un gran campeonato hasta el momento. El partido será a vida o muerte porque la victoria te hace pelear por las medallas, pero la derrota te hace luchar para no descender a la división B. 

Un protagonista – Aleix Font

El escolta culé está destacando por encima de todos sus compañeros en este torneo. Es el jugador que ha tirado del carro en los momentos complicados y el termómetro del equipo. Anota 21 puntos por partido en apenas 21.9 minutos. La mancha del partido de Croacia no quita que en los dos primeros partidos fuera el jugador más brillante de todo el torneo con 12 triples de 21 intentos. No solo ha estado en la faceta de tres puntos, sino que también ha mostrado decisión para encarar el aro, lo cual lo convierte en un terrorífico anotador y una pieza a seguir lo que queda de torneo.

Un momento – Final de partido contra Francia

Cuando parecía repetirse el guión del partido contra Ucrania donde un mal último cuarto con decisiones erróneas condenaron a la derrota, España consiguió darle la vuelta al partido. Font acababa de poner tres abajo tras anotar dos tiros libres y quedaban apenas minuto y medio. España venía de estar a 6 y encontrarse un encuentro muy embarrado donde Francia no dejaba reaccionar a España por su dominio en el rebote ofensivo. Fue entonces cuando llegó el momento de Pol Figueras: primero con un robo en el ataque de Francia que le permitió armar el de España. Hay que decir que en esta posesión tuvimos un poco de suerte. Pol se precipitó en un par de ocasiones, desaprovechó una ventaja de canasta fácil y acabó asistiendo a Josep Puerto en la esquina que tuvo que trabajarse el tiro con una finta y bote en un lanzamiento con poco porcentaje de acierto a media distancia y desde la esquina.

La respuesta a todo esto de Francia fue un ataque precipitado pese a ir ganando el partido por un punto y lanzó un triple bien defendido que acabó dando en el hierro. Ahí fue cuando Figueras acabó decidiendo el partido. Controló el reloj, pidió un bloqueo directo y acabó anotando lanzamiento inverosímil cayéndose hacia la izquierda y rozando el canto del tablero. Fue 2+1 y también anotó el tiro libre. La respuesta final de España fue un tapón de Osas en el último ataque francés del cual también cogió el rebote y cerró el partido.

El defecto – La intendencia

Estamos viendo a una selección que está practicando un buen baloncesto con un gran protagonista, pero se echa en falta una aportación más coral en ataque. Solo Puerto se ha erigido como escudero de Aleix Font. El gran ausente hasta el momento es Eric Vila, el cual está notando el año en blanco (casi dos si contamos los pocos minutos que tuvo como freshman en Texas A&M). En el U’19 estuvo imperial promediando 13 puntos y 11 rebotes de media y en este torneo no está tan acertado. En general, el juego interior tiene sus momentos (los triples de Rosa en el tercer cuarto contra Francia, el primero de Vila contra Ucrania), pero el único que se está mostrando constante es Osas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here